EVENTOS
'Siempre hay que hacer tu trabajo lo mejor posible' Javier Aguirresarobe
25/11/2016
El director de fotografía visita la ECAM para impartir una masterclass a los alumnos de la Diplomatura en Dirección de Fotografía

Javier Aguirresarobe, ganador de seis premios Goya a la Mejor Dirección de Fotografía por películas como Los Otros, Soldados de Salamina o Mar Adentro, estuvo en la ECAM impartiendo una masterclass para los alumnos de la Diplomatura en Dirección de Fotografía. Durante el encuentro, Aguirresarobe realizó un análisis de toda su filmografía y expuso las distintas técnicas usadas y formas de trabajo en las producciones internacionales en las que ha participado.

"Decidí abrirme a otras industrias en el extranjero tras el rodaje de Vicky Cristina Barcelona que me abrió puertas y tras llevar un tiempo intuyendo un cambio generacional en la industria española. Uno de los elementos positivos de Hollywood y la industria cinematográfica americana es que valoran mucho la experiencia de los directores de fotografía. Allí me recibieron con los brazos abiertos y no han dejado de ofrecerme películas durante 9 años."

Javier Aguirresarobe es uno de los directores de fotografía españoles con mayor trayectoria internacional, convirtiéndose en uno de los profesionales más respetados en el sector. Javier ha trabajado con directores como Miloš Forman, Woody Allen, John Hillcoat o  Chris Weitz, que han querido contar con él en películas como Los Fantasmas de Goya, Vicky Cristina Barcelona, The Road o la Saga Crepúsculo.

"Trabajar en el extranjero no supone ninguna diferencia respecto a las tareas que tiene un DP en España, pero sí en la producción. Las películas americanas tienen un sentido más generoso, el productor no tienen ningún problema en gastar dinero para las necesidades de producción de la película. Allí se tiene más en cuenta la rentabilidad y el éxito de audiencia" comentaba Aguirresarobe sobre el mercado americano.

El cortometraje y el documental son a ojos de Aguirresarobe dos terrenos en los que ganar versatilidad profesional: "son los principios, en los que titubeas mucho y no compromete tanto la producción. El cortometraje te permite arriesgar más, un formato mucho más libre y muy interesante para jugar con la luz y la cámara. El documental te da agilidad mental, es un ejercicio buenísimo para ganar velocidad en la toma de decisiones".

Sobre su trayectoria profesional, Aguirresarobe destacó que se sentía sorprendido por el respeto que muchos profesionales han tenido por su trabajo y por la cantidad de proyectos que le han ofrecido tras valorar su trabajo en otras películas. "Siempre hay que esforzarse al máximo, por muy pequeña que sea la producción siempre hay que hacerlo lo mejor posible. Te puede sorprender de pequeñas historias que desembocan en otros trabajos más interesantes y complejos".

Durante la masterclass con los alumnos de la ECAM, Aguirresarobe destacó que "como profesionales en activo tenemos que estar todos los días a la última, pero no desde el punto de vista técnico sino desde el punto de vista de los movimientos artísticos y fotográficos, conocer las películas y trabajos que están cambiando la estética del nuevo cine". En ese sentido, consideró que "la formación especializada es importante en la medida que hoy en día es muy difícil ser un DP si no has pasado por una escuela de cine. La clave es que las titulaciones estén cercanas a la industria para que el alumnado comprenda cómo se está trabajando fuera."