REVIEWS
Rodaje del spot 'Kia Sportage Rafa Nadal' en VR 360
19/10/2016
Te mostramos el making of

El director de fotografía Tommie Ferreras nos contó para el último número de Cameraman su experiencia durante el rodaje del spot publicitario “KIA Sportage Rafa Nadal”, un spot concebido para ser grabado en Realidad Virtual 360º,  tecnología que ha sufrido durante este año un extraordinario desarrollo, convirtiéndose incluso en el hype tecnológico de la temporada. Pero, ¿se trata de una moda pasajera? ¿Cuál puede ser su recorrido en el entorno cinematográfico? 

Autor: Tommie Ferreras 

Durante este último año se ha comprobado el avance de las nuevas tecnologías a la hora de comunicar, y una de esas relativamente nuevas técnicas es la Realidad Virtual 360º  (VR360º). No es casualidad que las grandes compañías tecnológicas y gigantes de la comunicación estén apostando por la innovación en este campo, dedicando partidas presupuestarias importantes a tal efecto, como es el caso de Sony, Google, Facebook, HTC, Samsung, Nokia, Nintendo y un largo etcétera.

Sea como fuere, esta ‘nueva’ tecnología junto a la Realidad Aumentada (AR) han puesto patas arriba la comunicación, el marketing y el gaming, entre otras materias, y promete seguir en un avance imparable (Pokemon Go de Nintendo, HTC Vive VR, Samsung Gear, Oculus Rift).

Aunque la Realidad Virtual se dio a conocer en la década de los 80 del siglo pasado, es ahora cuando ha encontrado su momento de expansión, gracias sobre todo a los soportes de contenidos, tablets, smartphones y Youtube,  la sencillez para moverse a través de ellos y las aplicaciones que transversalmente ocupan ese espacio vacío, además de las redes sociales, siendo estas últimas las que más han favorecido el crecimiento exponencial de la visibilidad de la VR360. También el aumento en número de empresas dedicadas al negocio de servicios virtuales y de escuelas dedicadas a crear aplicaciones y juegos es un dato muy revelador.

No obstante, es cierto que no sabemos aún si, como ocurrió con la implantación de otras tecnologías como fue el 3D, la Realidad Virtual puede ser algo pasajero. A mí no me lo parece, y creo que su recorrido es amplio y diverso, desde aplicaciones para medicina y educación, hasta, en el entorno que nos ocupa, gaming, marketing, comunicación… Pero, como todo nuevo lenguaje, necesita un tiempo de adaptación por parte de ingenieros, creadores y usuarios. Eso sí, veremos próximamente, a lo largo de este año y el que viene, innumerables modelos de cámaras, gafas, con diferentes diseños y tecnología para realizar incluso streaming en VR; en definitiva, es algo que nos va a mantener entretenidos durante la próxima década, como según los gurús de este negocio ya pronosticaron.

El objetivo, en cualquiera de los casos, es ofrecer al espectador/usuario una experiencia inmersiva única, sirviéndose de los diferentes soportes, dispositivos y gafas de VR y las aplicaciones concebidas para ello.

El tema que nos ocupa en este texto es la realización, dirección de fotografía y postproducción de un proyecto concreto de VR360 y además en 3D, con cámaras convencionales de sensor S35, fruto de la colaboración entre KIA, a través de Innocean WorldWide, La Bicicleta, compañía dedicada a la producción, postproducción, VFX, color grading y VR360º, y un servidor como director de fotografía y asesor 3D.

Con La Bicicleta iniciamos un camino juntos hace ya algún tiempo, y fruto de nuestra estrecha colaboración intentamos  imaginar procesos de trabajo para VR con calidad suficiente para poder mostrar ampliamente sus posibilidades creativas y de impacto en marketing y publicidad.  Las cámaras VR están en continuo desarrollo y las actualmente disponibles en su mayoría son aún precarias en cuanto a codecs, sensores y resolución (ocio y consumo), salvo la cámara OZO de Nokia, que ya está teniendo un recorrido profesional algo mayor sabiendo usarla de manera apropiada.

Por ese motivo, hasta ahora la calidad, o su ausencia, era un reto importante, y después de probar varias opciones con diferentes modelos de cámaras y rigs, profundizamos en la necesidad de integrar imagen gráfica en entorno 3D e imagen real con sensores Super35. Teniendo en cuenta estas conclusiones, realizamos esta experiencia de danza en estereoscopía y un croma de casi 180º :   

No nos equivocábamos en la elección, puesto que enseguida comprobamos cómo otros proyectos tomaban forma apuntando hacia este sistema, o bien ya lo habían iniciado antes que nosotros

 

Cuando KIA nos propuso grabar el nuevo modelo de alta gama Sportage junto al tenista Rafa Nadal en una experiencia VR360 estereoscópica supuso una gran oportunidad para aplicar todo nuestro trabajo anterior y además un desafío técnico fascinante en el proceso para llegar a ello.

El Hotel Palace de Madrid fue el lugar elegido como localización por razones operativas. Teniendo en cuenta que Rafa Nadal disputaba en esas fechas el Madrid Open y apenas teníamos una hora para realizar el shooting con él, la preparación fue realmente intensa a fin de conseguir grabar todos los planos y crear el look definido por la fotografía y el diseño gráfico del espacio en 3D.

El reto pues era convertir ese espacio, el salón Circulo Palace, dedicado normalmente a reuniones y eventos, en un improvisado plató con todos los elementos que existen alrededor de él: iluminación, truses, cámaras, travelling, flightcases, cables, etcétera; todo lo necesario para el uso y servicio útil durante el rodaje, además de todos los elementos necesarios para la ambientación de la pieza.

MAKING OF

Making Of KIA SPORTAGE RAFA NADAL from Cameraman on Vimeo.

 

Tal como podemos ver en el making of superior, se trataba de mostrar a Rafa Nadal en distintos ambientes que como deportista domina, además del tenis, como son el fútbol, golf, freestyle, etcétera, añadiendo elementos propios de una jornada de shooting publicitario de la marca en un estudio.

El vídeo del spot ha sido lanzado por el propio Rafa Nadal esta semana en su perfil de Facebook.

Lee este artículo completo en Cameraman 88