REVIEWS
El DoP Lawrence Ribeiro dirige su primer corto con la cámara 4K GY-LS300
15/02/2017
The Chase

La cámara GY-LS300 combina el sensor CMOS 4K Super 35 junto con un anclaje óptico MFT (Micro Four Thirds – 4/3”). Para lograr un look cinematográfico, el director Lawrence Ribeiro emparejó la GY-LS300 con una óptica Olympus ED 12 40 mm f/2.8 y empleó el panel LCD para encuadrar las tomas sin ningún monitor externo.

 

 

En la industria cinematográfica, un sistema ágil de previsionado de imágenes ayuda a los cineastas a validar las tomas mediante materiales de rodaje obtenidos de forma rápida y en bruto, especialmente  en aquellas escenas complejas del guión. El director de fotografía Lawrence Ribeiro ha dirigido y rodado más de 100 secuencias para producciones cinematográficas y publicitarias. Recientemente ha dirigido el que es su primer corto: The Chase.

Ribeiro quería entregar un producto acabado muy “pulido”. Decidió rodar con la cámara 4K GY-LS300 Super 35 de JVC.

El cortometraje de Ribeiro refleja en esencia una carrera entre 2 coches que dura unos 90 segundos, precedida de unas elegantes tomas de situación en Los Ángeles. El rodaje duró 2 días en esa ciudad en 2015 y se difundió por YouTube en octubre de 2016.

Ribeiro preparó durante 6 semanas este proyecto y rodó enteramente el corto con la cámara en mano, escogiendo dicha cámara por su ergonomía. “En muchas ocasiones te encuentras en una posición incómoda para rodar y es el peso de la cámara el que puede marcar la diferencia en hacer bien la toma o no. Creo que un aspecto clave es lo que una cámara ofrece al operador combinando ligereza, ergonomía y capacidad de grabación 4:2:2”, explica Ribeiro. “Eso encaja con poder rodar a más velocidad y de manera más dinámica. Sin esta combinación de características, no habría podido realizar este rodaje”.

Con la ayuda de varios especialistas y de los mejores estudios de postproducción de Hollywood, Ribeiro creó The Chase pensando en la magnífica serie de cortos que presentó BMW a principios de los años 2000. “En cierta medida, es una elegante tarjeta de visita”, dijo Ribeiro. “Las imágenes son muy buenas y no tuve que utilizar todas las posibilidades 4K que me daba la cámara”.

Para lograr un look cinematográfico, Ribeiro emparejó la GY-LS300 con una óptica Olympus ED 12 40 mm f/2.8 y empleó el panel LCD para encuadrar las tomas sin ningún monitor externo. El zoom de la óptica le permitió hacer las tomas que quiso sin tener que cambiar de ópticas. “Va de eficiencia”, explica. “Si tienes una cámara más grande o más pesada, al final vas a tener menos cortes, menos insertos, menos textura para la edición porque no te puedes mover lo rápido que desearías. Y pude manipular los ajustes de imagen con la cámara JVC de una forma que hasta ahora solo podía hacerla en postproducción.”

Una característica de la GY-LS300 4KCAM de JVC es la tecnología de Mapping Variable (VSM), que controla el comportamiento del sensor para acomodar de forma nativa el campo de captura visual de ópticas MFT, PL, EF o de otro tipo de montura, aunque necesite adaptadores ópticos, eliminando el viñeteado. Como parte también de dicha funcionalidad se halla la función Prime Zoom, que permite a los operadores de cámara realizar un efecto zoom utilizando ópticas primarias de distancia focal fija sin perder resolución ni profundidad de campo.

Otras características que incluye este camcorder son un modo Slow Motion para grabar HD hasta 120 fps y un ajuste de gamma denominado JVC Log, que expande el rango dinámico en un 800 %, alcanzado una latitud que imita a la que proporciona la película química. La cámara permite grabar imágenes 4K, HD y SD utilizando una variedad de formatos sobre tarjetas SDHC/SDXC en una ranura dual.